Bienvenidos a OBJETIVO TRADICIÓN, un proyecto que se basa en el estudio y la divulgación del patrimonio cultural inmaterial tan rico que posee España. Te invitamos a conocerlo a través de los ritos, costumbres, fiestas, tradiciones, folklore... que traemos hasta este espacio. ¡Gracias por tu visita!

lunes, 4 de noviembre de 2013

DE LA FIESTA DE TODOS LOS SANTOS Y TRADICIONES DEL MES DE LOS DIFUNTOS (II). EL CATAFALCO DE LA TORRE DE ESTEBAN HAMBRÁN



El pueblo toledano de La Torre de Esteban Hambrán, atesora entre los muros de su parroquia de Santa María Magdalena una joya pictórica y de gran trasfondo antropológico, digna de ser visitada alguna vez. Se trata del famoso “catafalco”, que según la definición de la RAE es un túmulo adornado con magnificencia, el cual suele ponerse en los templos para las exequias solemnes. Hay catafalcos y catafalcos; los más sencillos son una estructura cubierta con telas negras sobre la cual se deposita el cuerpo del difunto, y por otra parte están los monumentales, normalmente costeados por importantes personajes para sus exequias. Dentro de su clara monumentalidad, el de La Torre fue usado en otras épocas para las exequias de manera permanente con motivo de ciertas conmemoraciones. En la actualidad se puede visitar esta joya solamente durante el mes de noviembre, el mes de los difuntos. Durante todo el año se encuentra desmontado, y se monta exclusivamente para que pueda ser contemplado en el referido mes.
El catafalco de La Torre está fechado en el año1753, y su autor es Luís Cosón, cuya obra podemos localizar en otros puntos de la comarca. Posee un rico programa iconográfico alusivo en todo momento a la fugacidad de la vida, a la igualdad de ricos y pobres ante la muerte… En definitiva, a las Postrimerías que, según el Catecismo de la Iglesia, son la muerte, el juicio, el infierno y la gloria; y a los Novísimos, rama de la teología que trata de lo que ocurre tras la muerte. También se alude a la redención de las almas purgantes con la figura de la Virgen del Carmen como centro, y con la de "los dos San Franciscos”, San Francisco de Asís y San Francisco de Paula.
El catafalco es una estructura con forma de semi-hexágono, y que cuenta con cinco niveles en los que se desarrolla todo el programa iconográfico. Se representa en él la muerte de los grandes poderes terrenales: los emperadores, los reyes, los cardenales, los clérigos, los nobles, los marqueses, los arzobispos, los obispos y los papas. En la parte frontal encontramos una bellísima representación de la Virgen del Carmen sacando a las Ánimas del Purgatorio por medio de su Escapulario; en los laterales llevando a cabo la misma acción, aparecen San Francisco de Asís y San Francisco de Paula que ayudan a las almas a salir de su estado purgante entregándoles sus cíngulos. En el frontal, y en un nivel superior, aparece el enterramiento de un papa y coronando el conjunto dos dolientes a los lados de un alma ya purificado que entra en la Gloria. En las partes superiores de los laterales aparecen sendos esqueletos que portan la guadaña que hace referencia a que la muerte es irremediable, y el reloj de arena en alusión al desconocimiento de la hora en que llegará la muerte. A lo largo de toda la monumental obra encontramos cartelas con citas alusivas a la muerte y sus consecuencias. Reproduzco algunas a continuación por su interesante trasfondo y mensaje:
-          “La seda, el ámbar, el oro, el deleite, y la hermosura, qué valdrá en la sepultura?”.

-          “Emperador sin segundo me llamó la aclamación, dueño fui de todo el Mundo y ia me veo en lo immundo de esta fúnebre vission”.

-          “Con todo el mundo me atreuo, de aquesto nadie se asombre, pues me atreui con Dios Hombre”.

-          “Tiara, mitra y corona, capelo, cetro i laurel, todo viene a fenezer”.

-          “Aquello que fui no soi, lo que soi eso serás, i aunque tan horrible estoi, todas tus señas te doi, i como io te verás”.

-          “Qué me sirvió la eminencia, qué el puesto de cardenal, si he visto por experiencia, que el morir es euidenzia, y el viuir accidental”.

-          “O! Tu que vas de caída, procura vivir de suerte, que en llegando la partida, saques de la Muerte Vida y no de la Vida Muerte”.

-          “Iace un Pontífize aquí que reduxo muerte airada, en poluo ceniza i nada”.

-          “Este que fue de la España Monarca, Rey i Señor, fiera atreuida guadaña quitó la vida con saña, mira qué fiero rigor”.

-          “De cuantos regalos tienes, en tu loca embriaguez, lo que queda es lo q ves”.

-          “Si supieras lo que peno y mis dolores pasaras en aquel terrible seno, no estubieras tan sereno, y mas de mi te acordaras”.

-          “Es tan terrible la muerte que al mas iusto i al mas santo, le causa pauor i espanto”.

-          “Aqueste relox de arena, por minutos te convida a pasar a la otra vida”.
La Torre de Esteban Hambrán cuida pues con celo esta antiquísima tradición de montar el catafalco en el mes de los difuntos. Realmente merece la pena contemplar tan magnífica obra que en otros tiempos, cuando la gente era más crédula y más fácil de amedrentar, supuso una gran doctrina ante la llegada inexorable de la muerte. Si pudiera contemplarse en cualquier época del año no encerraría ese encanto y ese halo mágico y misterioso que lo envuelve. El montaje y la visita supone sin duda alguna uno de los rituales más arraigados entre los torreños, que han sabido pasar de generación en generación esta curiosa tradición y a la vez única en toda la comarca.

*Todos los textos, así como las imágenes y archivos de vídeo son propiedad del autor.


4 comentarios:

  1. Perdóname que apunté una cosa, el autor del catafalco es Luis Coson. Un pintor probablemente de origen extranjero pero afincado en Cebolla. Era especialista en pintura para arquitectural efímeras y en pinturas murales, obra suya se puede contemplar en Cebolla, Santa Olalla o La Puebla de Montaban.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu blog. Es un gran trabajo y una gran aportación de recopilación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Me alegro que sea de tu agrado.

      Eliminar